El sueño REM

El sueño REM y los sueños

El sueño REM


Fue descubierto en el laboratorio del sueño de Nathaniel Kleitman (1895-1999) en la universidad de Chicago en 1953.

Kleitman y sus estudiantes observaron que durante el sueño se producían periodos regulares de movimiento ocular. Si se despertaba durante estos periodos, normalmente las personas reportaban sueños. Esto no sucedía durante los periodos no REM. Kleitman estimó que la persona promedio soñaba un total de casi dos horas todas las noches. Ésta, y otras evidencias, sugirieron que el sueño era un proceso activo más que pasivo. 

El sueño REM y los sueñosKleitman no sólo registró eventos relacionados con las etapas de sueño, sino que también estudió los efectos de las variables experimentales sobre éste. Por ejemplo, en 1938 un grupo de adultos (él y sus estudiantes fueron los primeros sujetos estudiados) vivieron en la Cueva Mammoth, Kentucky, durante un mes para ver si los seres humanos podían adaptarse a un día de 28 horas. Debido a que la temperatura de la cueva era de 54 grados y que no existía luz natural, no había claves ambientales para conocer la hora del día.

Kleitman descubrió que mientras algunos sujetos parecían adaptarse de manera satisfactoria a un día de 28 horas, otros no podían hacerlo. Descubrió también que había una ligera fluctuación en la temperatura corporal a lo largo del día. El mayor desempeño en las tareas se presentaba mientras la temperatura corporal estaba en su punto más alto.

Posteriormente, Kleitman estudió los efectos de la falta de sueño. (Una vez permaneció despierto durante una semana para ver cómo reaccionaba a la privación del sueño).

Descubrió que mientras algunas personas eran muy vulnerables incluso a pérdidas menores de sueño, otras mostraron resiliencia frente a largos periodos de privación de sueño. Descubrió que aunque algunos individuos eran más vulnerables a los efectos que producía un largo periodo de privación de sueño, para muchos a los que se les forzaba a permanecer despiertos, esto podía ser una forma eficaz de tortura. 

Este tipo de personas podía confesar cualquier cosa con tal de que se les permitiera dormir.
El proceso del sueño:

Ciertas sustancias químicas del cerebro, los neurotransmisores controlan si estamos despiertos o dormidos al actuar sobre diferentes grupos de células nerviosas o neuronas. Las neuronas del tallo cerebral producen neurotransmisores como la serotonina y la norepinefrina que mantienen activas algunas partes del cerebro mientras estamos despiertos. Otras neuronas que se encuentran en la base del cerebro comienzan a emitir avisos cuando nos vamos a dormir.

Durante el sueño normalmente pasamos a través de cinco etapas del sueño: etapas de sueño 1, 2, 3, 4 y sueño de movimiento ocular rápido (rapid eye movement, REM ). Las etapas progresan en un ciclo que va desde de la etapa 1 hasta el sueño REM, después se empieza de nuevo una y otra vez desde la etapa 1. 

Pasamos casi 50% de nuestro tiempo total de sueño en la etapa de sueño 2, cerca de 20% en sueño y el restante 30% en las otras etapas
Durante la etapa 1, el sueño es ligero, se entra y se sale de él y podemos despertar con facilidad, nuestros ojos se mueven muy lentamente y la actividad muscular disminuye. Las personas que se despiertan en la etapa uno del sueño casi siempre recuerdan imágenes visuales fragmentadas.

Cuando se entra a la etapa 2, el movimiento ocular se detiene y las ondas cerebrales se reducen, con explosiones ocasionales de ondas rápidas llamadas husos del sueño. 

En la etapa 3 comienzan a aparecer ondas cerebrales extremadamente lentas llamadas ondas delta, que se intercalan con ondas menores más rápidas. 

En la etapa 4, el cerebro produce exclusivamente ondas delta. Es difícil despertar a la persona durante las etapas 3 y 4, que de manera conjunta se conocen como sueño profundo. No existen movimiento ocular o actividad muscular.

Las personas a quienes se despierta durante el sueño profundo no pueden ajustarse inmediatamente y muchas veces se sienten confundidas y desorientadas durante varios minutos después Algunos niños experimentan incontinencia urinaria, terrores nocturnos o sonambulismo durante el sueño profundo.
los sueños REM
Cuando cambiamos al sueño REM, nuestra respiración se torna rápida, irregular y poco profunda, nuestros ojos se mueven rápidamente en varias direcciones y los músculos de nuestros brazos y piernas se paralizan temporalmente. Nuestro ritmo cardiaco se incrementa, la presión arterial se eleva, y, en el caso de los hombres, se presentan erecciones del pene. Cuando se despierta a las personas durante el sueño REM, muchas veces describen sueños ilógicos y extravagantes.

El primer periodo de sueño REM se presenta por lo general a los 70 o 90 minutos después de haber conciliado el sueño. Un ciclo completo de sueño toma, en promedio, de 90 a 110 minutos.

Temas Relacionados:

Comparte en las Redes Sociales

Comaprte-redes-sociales