El amor engorda... al menos al principio
para descargar programas gratis, secure pdf, programa gratis para, print pdf, pdf security, pdf sdk, open source pdf creator, create pdf, pdf generator, pdf online gratis, programas de descargas gratis, web to pdf online, pdf sdk, como descargar el software, paginas para descargar software gratis, gratis programas


el amor engorda


El amor engorda... al menos al principio...

En el transcurso desde que empieza una relación de pareja hasta que acaba por estabilizarse se pueden ganar hasta 4,5 kilos, según han reflejado los resultados de la encuesta XLS Medical llevada a cabo por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), y se trata de un hecho que las participantes atribuyen principalmente a las discusiones, al periodo de relajación que sigue al enamoramiento intenso, así como al momento del embarazo.

   La encuesta, realizada sobre una muestra de 2.314 personas, indica que el 81 por ciento considera que el peso sufre o puede sufrir variaciones en función del momento de la relación en la que se encuentre. El 99 por ciento de las encuestadas son mujeres, de las cuales el 66 por ciento tienen entre 31 y 40 años, informan desde la organización.

   Según ha destacado el vicepresidente de la SEEDO, Víctor Goday, el 73 por ciento considera que el control del peso es importante cuando se está buscando pareja, y el 68 por ciento cuando se inicia la relación, que cambia de opinión cuando la relación se consolida. Por tanto, el experto ha advertido de que "cuando se está en mitad de una relación se tiene mucha menos conciencia de lo importante que es mantener el peso idóneo".

   Por otro lado, las encuestadas han sido preguntadas por la ingesta compulsiva. "La mayoría de las veces no comemos porque necesitamos alimentarnos, sino por otros muchos impulsos que nos llegan en cada momento", ha señalado Godoy. En busca de pareja se come menos compulsivamente, al igual que ocurre al inicio de una relación; sin embargo, un 51 por ciento declara hacerlo en la ruptura, principalmente dulces, "ya que con ello se genera la hormona de la satisfacción".

   Asimismo, el picoteo propio de las horas de la tarde, después del trabajo o después de la cena, se realiza con menos frecuencia cuando se busca pareja, práctica que aumenta considerablemente cuando la relación se consolida, y más aún durante el proceso de ruptura, según ha recogido el estudio.


   En este sentido, el especialista ha resumido que la alimentación es más cuidada en las personas que buscan pareja. "Hacer una vida saludable no es hacer dieta sana, es mucho más, y es que el ejercicio es muy importante". La encuesta revela que las personas que buscan pareja hacen menos ejercicio, pero hacen menos aquellas que están a punto de acabar con ella.

   Otro punto abordado ha sido la vida social. Durante el periodo en el que se está soltero o buscando pareja la persona tiene mayor vida social, algo que suele mantenerse cuando se empieza una relación, pero que cae en picado cuando ésta llega a asentarse y, en contra de lo recomendado, cuando finaliza. En cuanto al consumo de refrescos azucarados, éste aumenta en las rupturas, así como el de tabaco y alcohol.


HÁBITOS NUTRICIONALES DE LAS ENCUESTADAS

el amor engorda   Por su parte, la nutricionista, Carmen Pardos, ha hablado sobre los hábitos nutricionales que las encuestadas aseguran llevar a cabo. Por un lado, el 54 por ciento afirma consumir entre una o dos frutas o verduras al día, "algo insuficiente". "Las recomendaciones nutricionales indican que hay que hacer ingestas unas cinco veces al día entre frutas y verduras", ha apostillado la doctora.

   Las conclusiones también muestran que el 67 por ciento dice realizar entre tres y cuatro comidas al día. "Es bastante correcto, aunque lo ideal sería hacer cinco (desayuno, comida, cena y dos tentempiés)", ha recordado.

   Asimismo, el 68 por ciento afirma comer en casa y el 67 por ciento acompañada. "El hecho de comer en casa trae consigo una alimentación baja en grasa y con menús más saludables, pero hay que controlar las cantidades". Además, comer acompañado "ayuda mucho, ya que se disfruta más de la comida, lo que hace que la ingesta se haga más lentamente y aumente la sensación de saciedad", ha apuntado.

   Al preguntarles por la frecuencia en que controlan su peso en báscula, el 34 por ciento confiesa hacerlo una vez por semana. "Es fundamental llevar un control del peso corporal pero no es necesario hacerlo semanalmente, se recomienda una vez al mes". En este sentido, el 66 por ciento quiere perder peso por falta de satisfacción con el peso actual, y, de este porcentaje, al 92 por ciento le gustaría perder peso (una media de 12 kilos en 6 meses).

   Finalmente, la nutricionista ha explicado que el porcentaje de insatisfacción con el peso entre las encuestadas es muy elevado, y más de la mitad no han consultado nunca a un especialista para perder peso. En este caso, sea cual sea la fase de la relación en la que se encuentren, "puede ser de gran ayuda contar con asesoramiento profesional en cuanto a seguimiento y control, así como utilizar productos específicos que multiplican los resultados, eso sí, siempre que sean productos con seguridad demostrada y sin efectos secundarios".

Fuente: Ciencia medica al dia

advertising

Otros Temas de Interes

Comparte en las Redes Sociales

Comaprte-redes-sociales