¿Cuál es la edad recomendada para tener una tablet?

18:52 , 0 Comentarios

edad para tener una tablet


Antes de comprar una tablet para niños muchos de ustedes se preguntan cuál es la edad recomendada para tener una tablet. En Psicoinformatica creemos que depende del niño/a, pero la suficiente como para entender que si se cae al suelo se rompe. Muchos fabricantes de tablets infantiles ponen como edad recomendada “a partir de los tres años”.  Pero los que tenemos niños sabemos que desde que son bebés están haciendo malabares para poder coger nuestro móvil. ¿Esto es bueno o malo para ellos? Más allá de nuestras opiniones personales, o la de los fabricantes de tablets, queríamos investigar qué dicen los expertos acerca del uso de tablets en la infancia 

¿A qué edad es recomendable que los peques comiencen a usar tablets?

Profesionales de diferentes áreas coinciden en que no hay una edad establecida para que los peques comiencen a usar tablets sino, como dice el doctor Álvaro Díaz Conradi, Vocal de la Societat Catalana de Pediatria, “su uso tiene que ver con el momento a partir del cual el niño es capaz de interactuar con su entorno”. La pediatra María Angustias Salmerón Ruiz, miembro de la Asociación Española de Pediatría y coordinadora del grupo de trabajo de ciberacoso de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia, añade que “se trata de una herramienta útil, que no es mala ni buena per sé, lo importante es el uso que se haga de ella tanto por parte de los padres como del menor”.
En esta línea, Daniel Domínguez, Profesor de la UNED y Presidente del Observatorio para la CiberSociedad considera que “cualquier dispositivo con capacidad interactiva, audiovisual y táctil, que permite conectar a personas entre sí y que hace uso de elementos gráficos, sonoros y textuales, supone un estímulo para los niños y, en general, para cualquier persona interesada en acceder a la información y el conocimiento”.
 Si, entonces, el debate no se centra en la edad sino en el uso, ¿cómo debe ser ese uso?, ¿quién lo debe regular?, ¿qué función cumplen los padres o tutores?, ¿cómo debe ser la relación niño/a tablet-padres?
El rol de los mayores es fundamental en la relación entre el niño/a y la tablet, pero no es diferente al que ejercen durante el proceso de educación y socialización en la etapa de desarrollo de los menores. La clave está en que los padres o tutores asuman el compromiso de regular el uso que los peques hacen de este tipo de tecnología y se comprometan a educarlos en cuanto a su uso racional y con sentido común.
Es en este contexto donde la palabra ‘control’ adquiere relevancia en dos dimensiones principales según considera Daniel Domínguez: el control de los tiempos máximos de uso, para evitar así excesos o dependencias; y, el control de la elección de contenidos adecuados, para prevenir el acceso a informaciones no aptas para la edad del menor.

Tiempos de uso: las tablets no son niñeras

Como explica María Angustias Salmerón Ruiz, en ocasiones, los padres usan los dispositivos electrónicos para entretener al menor, dejando de lado el juego tradicional y las relaciones familiares o con otros menores, que también son imprescindibles para el desarrollo del niño/a.  Es importante lograr un equilibrio en el tiempo de uso y por ello el menor debe “usar la tablet para divertirse a la vez que aprender sin que quite tiempo a otras actividades también necesarias para cada edad”, resume Álvaro Díaz Conradi.

Contenidos adecuados para cada edad

En lo que respecta a los contenidos sí podemos hablar de delimitar la edad de uso. “Como sucede en el mundo analógico con la televisión, la prensa, etc., existen en el mundo digital aplicaciones que proporcionan juegos, textos, servicios de comunicación, fotografía, etc., más adecuadas a unas edades que a otras”,dice Daniel Domínguez y añade que, en el caso de los niños, “estas aplicaciones digitales están reguladas del mismo modo que están los juegos en el espacio físico”. Otro factor importante en este aspecto es instalar antivirus y limitar el acceso a páginas con contenidos inadecuados, considera la doctora Salmerón Ruiz.

Las tablets, estimuladoras del proceso de aprendizaje

El uso de una tablet puede ser una herramienta interesante y útil para el desarrollo cognitivo del niño/a. El doctor Díaz Conradi sostiene que “este dispositivo es capaz de estimular el proceso de aprendizaje de forma sencilla y grata”, y asocia su uso a capacidades de desarrollo tales como la lectoescritura, el dibujo o la estimulación visual y auditiva. También Daniel Domínguez explica que “además de que una tablet ofrece las funcionales intrínsecas asociadas al hardware que contiene (interacción táctil, audio, vídeo, velocímetro, etc.), y aquellas propias que incorporan las Apps instaladas en el dispositivo; las tablets aportan una serie de elementos que expanden las capacidades de acción en el mundo físico”. Ejemplo de ello es que “la comunicación puede ser simultánea con muchas personas, la lectura es enriquecida con funcionalidades multimedia, el juego se puede socializar, etc.” Para Domínguez, el hecho de que las tablets contengan las ventaja que poseen las tecnologías digitales, permite que su uso sea un potenciador de las capacidades de creación, investigación, descubrimiento, curiosidad, así como un medio para desarrollar procesos cognitivos relacionados con la gestión de la información, el razonamiento, la atención, la resolución de problemas o la toma de decisiones, entre otros aspectos. Otro pediatra que sorprendentemente se ha pronunciado a favor de las tablets es Dimitri Christakis. Este investigador del Instituto de Investigación Infantil de Seatle ha dicho en más de una oportunidad de que los niños no deberían mirar TV hasta los 2 años. Sin embargo su opinión sobre los efectos de las pantallas en el cerebro de los niños es muy diferente cuando se trata de una tablet o Ipad.

Tecnología desde temprana edad no es sinónimo de niños/as más inteligente

La psicóloga Amanda Moreno hace un punto de inflexión en este debate y explica que, más allá del buen uso que puede hacer un niño/a de una tablet, es importante no confundir que ‘necesariamente’ los niños deban utilizar esta tecnología desde temprana edad. Es decir, si no la utilizan, no pasa nada. Moreno, explica que “fruto de la era en la que estamos viviendo, hay padres que se preocupan porque sus hijos se familiaricen con la tecnología desde pequeños ya que consideran que con ello, el niño será mejor, más inteligente, más rápido… y esto es un error”.

El foco en los adolescentes

 La tecnología será una herramienta esencial en el futuro y es un hecho que no podemos evitar, pero sí controlar y educar en cuanto a sus hábitos de uso.  Comenzando desde la infancia pero sin olvidarnos de la adolescencia, que es actualmente el foco de atención de los profesionales. La doctora Salmerón Ruiz pone la mirada en este grupo porque considera que “la adolescencia es una edad vulnerable para sufrir ciberacoso”, al mismo tiempo que advierte que se debe tener un especial cuidado con los niños de a partir de 10 años, ya que en esta edad el menor comienza a ser más celoso de su intimidad. El uso que los adolescentes hacen de los móviles también es otro tema del que alertan los profesionales.

Comparte en las Redes Sociales

Comaprte-redes-sociales